Experiencia Translating Forum

No hay nada más satisfacente que asistir a aquellos eventos en los que te sientes a gusto, y sobre todo en los que estás rodeados de gente que se preocupa por las mismas cosas que tú. Después de haber intentado hacerme con el link de la Translating Europe – La Traducción en Europa -, por fin pude asistir a un evento de tal envergadura sobre traducción e interpretación que tuvo lugar en Bruselas.

Hubo muchísimas personas entre las que se podría destacar a Transgalator, Xose Castro, Curri Barceló o Josh Maunder entre otros muchos participantes, moderadores y traductores participantes. Ellos llevaron a cabo mesas redondas, conferencias, contaron sus experiencias como traductores, intérpretes y profesionales de los idiomas; y hablaron de diferentes temas de suma relevancia.

Uno de los temas, y para mí de más relevancia fue el de las agencias de traducción. No iba a ser menos, suscitó algunos comentarios más que interesantes. Como comentario general se podría decir que queda en entredicho la rentabilidad para un traductor autónomo de trabajar para una compañía, puesto que es cierto que aquí todo el mundo aprieta pero nadie quiere desembolsar lo que toca por un servicio de traducción. Ante ello muchos de nosotros se pliegan por conseguir un trabajo y poder seguir hacia adelante, además de todo esto; ¿quién defiende a los particulares frente a empresas y particulares? Sólo quedamos nosotros para defendernos de ciertos comportamientos.

  Otro de los grandes debates ha sido el de la marca empresarial y personal del traductor llevado por Rainy London sobre qué hacer para poder presentar una imagien corporativa interesante a los posibles clientes que uno tenga, y sobre todo para atraer a aquellos que puedan necesitan nuestros servicios. Una de las cosas más importante es elegir bien qué queremos ofrecer en nuestra página web y organizar nuestro contenido, otra el hecho de crear una buena imágen corporativa y… aunque parezca una tontería, escoger un buen nombre para nuestro proyecto.

Sin embargo, lo más importante para mí no es el hecho del interés que despertaron en mí las diferentes conferencias que allí se proponían; que también. Lo que más me llamó la atención fue el gran ambiente que allí se respiraba, la asistencia de jóvenes y no tan jóvenes traductores para poner cosas en común sobre nuestro mundo.

Me encantó que, en esencia, se demostró que el mundo de la traducción está en plana construcción. Un mundo en el que conviven modernidad y tradición; donde se aplica con meticulosidad la reflexión, el saber y la paciencia para poder conectar culturas.

Me siento encantado de poder haber formado parte de este evento desde la distancia, de haber conocido y escuchado gente online; pero sobre todo de haber visto que la traducción es un mundo en constante movimiento.

Borja Sanus Pastor – Traductor Freelance – Fr, En, Ru – y Traductor e Intérprete Jurado de Francés

Anuncios

¿Es China el mejor lugar para implantar nuestra empresa?

Bien es sabido que es sabido que las empresas a nivel internacional ven la internacionalización como vía de escape a la actual crisis mundial. Sin embargo, verla como un medio de supervivencia es algo arriesgado porque si se hace así ¿ cúando se acabe la crisis que ocurrirá? En este sentido China ha sido en el Siglo XXI la vía de escape para aquellos que querían huir a todo trapo de la ola negativa de la economía.

En el artículo “Exportar: La Asignatura Pendiente de las Pymes” se expone, en resumen que China ya no es la solución a los males empresariales; sino que podría ser que ahora la solución fuese que los gobiernos llegasen a acuerdos para el libre comercio de mercancías a nivel mundial. La solución no está en ir aquí, allá o acullá; sino en buscar soluciones reales a un problema como lo es el mercado chino para la confección.

Como país grande en población y en geografía ofrece una gran oferta de empresas que producen cualquier tipo de bien a muy bajo precio  de coste, por lo que es la oportunidad perfecta para una empresa de poder ahorrar en gastos una vez la empresa se ha consolidado allí y empieza a obtener beneficios. Otro aspecto beneficioso es que el coste salarial de las personas es notablemente reducido, si lo comparamos con un trabajador español. Sin embargo, hay barreras de tipo arancelarias para algunos productos y lo mismo ocurre con la maraña legislativa del grande asiático. Por éste motivo, cabe plantearse si la República Popular de China es el lugar idóneo para implantar nuestra empresa actualmente y producir desde allí.

En el artículo “De la Deslocalización a la Relocalización” se afirma que ya no solo se “relocaliza” por una cuestión de precios, sino también por una cuestión de calidad y seguridad en la producción; así como por el cumplimiento en la fecha de entrega de las mercancías, entre otros muchos motivos. Así pues, existen nuevos mercados más competitivos a los que relocalizar asumiendo el coste implicito como África, los Países del Este o incluso España. Un ejemplo de ello son las empresas de fabricación de bolsos, zapatos y marroquinería en Andalucía que ha vuelto a ver como su volumen de ventas ha aumentado considerablemente debido a la relocalización desde China a España.

“Cuando el producto es caro hay poca diferencia de costes, pero cuando quieres hacer un producto barato, no te queda otra que irte a China. Un producto de calidad te puede costar entre un 10 y un 15% más, pero debes valorar si merece la pena arriesgarte a los problemas de calidad, seguridad, retraso en los envíos, errores, etc.” Otro aspecto del que hay que hablar es la Marca España, tan valorada fuera y que hace poco era de dudosa confianza por motivos políticos.

Fabricar aquí es símbolo de calidad, seguridad y confianza en las manos de nuestros trabajadores; por lo que  cabe plantearse si producir a mayor coste y mejor calidad o al revés.

Borja Sanus Pastor

La Importancia de la Documentación en la Traducción

Un aspecto al que no se le suele dar demasiada importancia, es la documentación como paso previo a cualquier encargo de traducción. Esto se nombra en las facultades, se hacen trabajos largos y tediosos para que los alumnos aprendamos su importancia y utilidad; pero cuando acabamos olvidamos que se trata de un paso fundamental a la hora de llevar a cabo cualquier tarea traductológica.

Los mecánicos antes de cambiar cualquier pieza de un coche, preguntan al cliente qué es lo que le ocurre al automovil; los restauradores se informan sobre qué técnicas se deben aplicar para poder restaurar un cuadro o un electricista sobre la potencia que debe aplicar a una instalación eléctrica. En este sentido, un traductor no es menos y debe informarse sobre dónde deber investigar para encontrar vocabulario específico en relación al texto orígen que va a traducir para poder ser preciso en su terminología; así como investigar en la medida de lo posible sobre de qué tipo se trata y su destinatario.

Los medios más frecuentes para encontrar terminología que nos ayude a llevar a cabo una traducción con garantías suficientes para que hagamos una buena labor suele la consulta de diccionarios, bases terminológicas o corpus en los que normalmente hay vocabulario específico. Sin embargo, aquí ocurre algo que cabe plantearse por todos nosotros… ¡la calidad de nuestras fuentes de información! Normalmente en lugares como Linguee, Wordreference o la base de datos de la UE ya podemos encontrar documentación suficiente para desempeñar nuestras labores. ¿Es suficiente? ¿Qué calidad tienen las fuentes si las valoramos del 1 al 5? En algunas de ellas no se encuentran los términos más precisos, así que cabe plantearse la fiabilidad final de estas fuentes. De vez en cuando, el oído nos pita al ver que algunas de las propuestas planteadas en estos lugares son de todo menos fiables. Si se compara lo propuesto en cualquier lugar de estos con sitios especializados en los que sí que se puede obtener información fiel, se puede ver claramente que los resultados son totalmente diferentes y claros.

Si nosotros nos equivocamos en la elección de un término es como si un electricista mete un cable donde no tiene que meterlo y deja no a la casa donde está trabajando, sino a todo la escalera sin iluminación durante dos horas seguidas.

Existen pues una alternativa para la búsqueda de ayuda en lo que se refiere a la terminología, la web. Es una contradicción, pues he afirmado que es un lugar poco habitual para encontrar vocabulario específico. A pesar de lo dicho, los lugares específicos como páginas web de empresas, bancos, tribunales o cualquier otro tipo de sitios específicos son la mejor fuente de información para encontrar nuestras herramientas de trabajo; las palabras.

En el caso de la traducción jurídica, económica o específica es bueno asistir a páginas como http://www.tribunalconstitucional.es con la ecuación de búsqueda “sentencia” site:www.tribunalconstitucional.es ext:pdf en google y de esta manera poder obtener vocabulario directo sobre el mundo jurídico. Lo mismo ocurre si aplicamos la fórmula en medios franceses si tenemos en cuenta que en Francia los tribunales no publican las sentencias, habremos de buscar vocabulario en medios fiables como http://www.lemonde.fr con la fórmula “le parquet” site:www.lemonde.fr 

Estos son dos ejemplos de lugares donde se puede encontrar información fiable y terminológica que nos puede ayudar a llevar a cabo mejor nuestra labor como especialistas en traducción, pero aun así cada maestro tiene su librillo y pueden existir otras tantas iguales o mejores que esta.

Espero que este post os pueda servir en un futuro no muy lejano.

Atentamente.

Borja Sanus Pastor – Traductor Fr, En, Ru, Ca – Es;  Traductor e Intérprete Jurado de Francés y Máster en Comercio Internacional.

La Importancia de las Conferencias

Normalmente, he sido reticente a asistir a conferencias de traducción por motivos que consideraba más que justificados. Sin embargo, justo hace una semanita asistí por primera vez a unos seminarios y conferencias por internet en el Día Internacional de la Traducción y me inscribí en Proz.com como miembro para asistir a aquellas que más me interesaron.

La organización de las conferencias fue muy buena, y tanto la participación de los miembros de proz.com como la de profesionales que no lo eran fue masiva. Todas las actividades se realizaron desde las diez de la mañana, hasta prácticamente las diez de la noche; y lo bueno que tenía es que tu entrabas y salías en el momento en el que quisieras.

La conferencia que más me llamó la atención fue “How to Sell More Effective Sales Strategies for Translators and Interpreters” en la que Paul Irwin nos explicó algunas pautas para ser más efectivos dentro del mundo traductoril. La verdad es que viene muy bien tener en cuenta algunos aspectos como la importancia de dar la imagen correcta como profesional, y la de – aunque parezca una una nimiedad – facilitar el contacto del cliente con el profesional. Cosas que uno, a veces, no piensa pero que son más que evidentes para poder tener acceso al mercado laboral de la traducción. Cuestión que trataré en un post un poco más tarde, y que considero muy importante porque es importante saber vender y tratar al cliente para que confíe en nosotros.

Sin embargo, creo que lo más positivo de todo no es únicamente el poder aprender cosas sobre como gestionar tu negocio o como crear una página web de traducción para que parezca atractiva para un público objetivo y que tengamos de esta manera posibles clientes. Para mí, esta es una ocasión perfecta para conocer gente y hacer posibles contactos para en un futuro, por qué no, colaborar con compañeros de forma autónoma, realizar proyectos de forma conjunta, pedir ayuda o consejo, darlo… y ante todo dar nuestra opinión como expertos en traducción para darnos a conocer como tal.

Creo que sí, formarse nunca viene mal. Pero sobre todo lo nunca está de más poder conocer gente que trabaja en nuestra misma profesión y ver formas de trabajar y de pensar. De todo se aprende en esta vida.

Borja Sanus Pastor – Traductor e Intérprete Jurado